miércoles, 9 de diciembre de 2009

Christmas coffee


Con una bufanda quilométrica enroscada alrededor del cuello y un anochecer a media tarde. Con bombillas de colores o cúmulos de personas que revolotean por las calles céntricas alzando bolsas, podemos decir que oficialmente estamos en Navidad.

Como los demás solemos pasear por el centro y llenar nuestras manos de antojos navideños siguiendo el movimiento de la masa bajando por Portal del Ángel. Lo realmente estupendo de estos días sin embargo no es esto, sino acabar perdiéndote por pequeñas calles donde descubres horizontes paralelos llenos de tiendas de autor, vintage stores o algún bar de estética retro. Tal vez lo estupendo de estos días es acabar tomando un café al lado de buena compañía y mirar unos ojos que sin decir nada tapan cualquier silencio.

3 comentarios:

  1. excepto por el detalle de que no todo el mundo tiene unos ojos a los que mirar..

    :)

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu blog! es genial te siguo un beso!

    ResponderEliminar
  3. o incluso un chocolate caliente, no?

    ResponderEliminar